Cómo comenzar a practicar pranayama

introduccion-al-pranayama.jpg

El #pranayama es una ciencia milenaria. Es la cuarta rama del #Ashtanga Yoga, conocido también como uno de los seis dárshanas o filosofías de la India. Es control del Prana, o la energía vital que yace dentro de ti y alrededor tuyo.

Existen varios métodos para practicar pranayama: el uso de la fuerza de voluntad, el uso de una mente enfocada, la práctica de visualizaciones, asanas, mudras y el uso de la respiración, por ejemplo. Técnicamente es más certero decir que la práctica del pranayama incluye el control de la respiración y no que la respiración es pranayama. Controlar o regular la respiración no otorga control del prana necesariamente, sino que facilita el proceso de controlar el prana dada su efectividad en calmar la mente, la cual, es en su mayoría, es la causante principal de los desequilibrios del cuerpo cuando no está propiamente encausada.

No obstante, es común relacionar la práctica del pranayama con algún tipo de respiración y es por ello que cuando muchos escuchan la palabra pranayama, piensan en ejercicios de respiración. En este artículo te quiero compartir un pranayama básico.

Este pranayama estabiliza la mente y la hace lúcida, aumenta el fuego digestivo, vigoriza los nervios, otorga salud física, y despierta el #Kundalini.

Casi todos los ejercicios de respiración utilizados en la práctica del pranayama se componen de tres fases: puraka (inhalación), kumbhaka (retención) y rechaka (exhalación). Al principio solo practicas Puraka y Rechaka; no pracitcas kumbhaka. Eventualmente introducirás el kumbhaka, tanto interno (retención después de la inhalación), externo (retención después de la exhalación), o ambos.

Siéntate en Padma, Siddha o Sukha asana. Puedes sentarte también en una silla sin respaldar. Mantén la cabeza, el cuello y el torso en una línea recta; erguido pero relajado.

  1. Utiliza el dedo pulgar de tu mano derecha para cerrar tu fosa nasal derecha.
  2. Inhala lenta y suavemente a través de la fosa nasal izquierda.
  3. Tapa tu fosa nasal izquierda con el dedo anular de tu mano derecha y exhala lentamente a través de la fosa nasal derecha.
  4. Inhala a través de la fosa nasal derecha, tapas con tu dedo pulgar y exhala a través de la fosa nasal izquierda.

Esto compone una ronda. Mantén un radio de 1:2, es decir, si inhalas por una cuenta de 3, exhalas por una cuenta de 6. Practica de 10 a 20 veces en la mañana y en la noche según tu capacidad. Observa que no te fatigues en ningún momento. Lo más importante es que te mantengas en quietud y relajad@ lo más posible.

En cada inhalación visualiza que la vitalidad del Universo entra dentro de ti; y en cada exhalación visualiza que todos tus pesares se van con la respiración. En cada ronda, visualiza como tu corazón se expande con amor. Ésto es lo más importante de este pranayama.

Eventualmente introduce kumbhaka o retención a un radio de 1:4:2. Si inhalas por una cuenta de tres, aguanta la respiración por una cuenta de 12 y exhala por una cuenta de 6.

Éste pranayama debe ser practicado cuando el estómago está vacío. Preferiblemente antes del desayuno o tres horas después de ingerir alimentos fuertes. Sé constante en tu práctica. No extiendas con esfuerzo la respiración más allá de tu capacidad. Exhala lo mas lentamente posible.

Prana y la mente están íntimamente relacionados. Si controlas Prana, la mente también será controlada. Si controlas la mente, Prana será automáticamente controlado. 

Comienza tu práctica en este mismo momento. Mantén tu calma. Controla la respiración y aquieta la mente. Se dueño de tu respiración. Conviértete en un dínamo de energía, paz, gozo, amor y felicidad.

Nandikesha Baba
YogaNandikesha