Cómo desarrollar la paciencia en tu meditación

como-desarrollar-la-paciencia-en-tu-meditacion-ayurveda.jpg

"Es que cuando me siento a #meditar no puedo parar mi mente. Es como un torbellino. Miles de pensamientos van disparándose a la vez y me desespero."

¿Suena familiar? Nadie dice que calmar la mente es fácil. Sin embargo, muchas veces la dificultad no yace en el método sino en nuestra actitud. En el yoga las circunstancias son neutras. Es nuestra actitud la que determina si somos felices o no; si logramos nuestras metas o si claudicamos.

La virtud del tiempo

La satisfacción instantánea de esta sociedad es un golpe fuerte al cultivo de la paciencia. Rápido, instantáneo, fácil, sin mucho esfuerzo y altamente placentero—aunque venenoso al espíritu—es uno de los mantras más comunes de nuestra conducta. Esta actitud es altamente corrosiva no solo en nuestras vidas en general sino para lograr el éxito en la meditación.

Comienza a observar que la mayoría de las cosas sorprendentes de la naturaleza y de la inventiva humana han sido construidas a través de un largo tiempo. El Gran Cañón del Colorado, cuevas, cavernas, el árbol del Tule en México, las pirámides de tantos países, el Taj Mahal, etc.

Comienza a apreciar aquello que toma tiempo para su desarrollo y madurez. Comienza a cultivar tus grandes ideas, aquellas de valor trascendente, con la expectativa de que requerirán tiempo para lograrlas y manifestarlas. Así como algunos dicen que se requieren 10 mil horas para perfeccionar una tarea, el arte de la meditación no es diferente.

Cuando te sientes a meditar, recuerda que la mente es como un vaso de agua con lodo el cual has estado agitando constantemente. Al detener el vaso, el agua sigue dando vueltas con toda su tierra. Pero si te das tiempo, estarás automáticamente cultivando la paciencia y el lodo de los pensamientos inquietos se asentará y verás la claridad de tu mente.  Solo requiere un poco de tiempo para que recuerdes tu naturaleza toda poderosa e infinitamente llena de gozo.

Namasté

Nandikesha Baba
YogaNandikesha