CÓMO LIMPIAR EL COLON CON AGUA Y SAL

Una de las prácticas mas importantes del yoga es shankhaprakshalana, o limpieza del colon, la cual es una de las técnicas pertenecientes a las seis acciones purificadoras del Hatha Yoga o shatkarmas.

Ver también jala neti.

Recuerda que todas las prácticas del yoga tradicional de la India tienen como finalidad la purificación del cuerpo físico, el cuerpo astral (energético) y el cuerpo causal (el de las ideas). El cuerpo es un vehículo de la consciencia pura, es el templo del espíritu. Por ende que debemos cuidarlo y mantenerlo en óptimas condiciones para poder manifestar estados de consciencia elevados y experimentar el gozo infinito que yace dentro de nosotros.

Shankhaprakshalana, sin embargo, va mas allá del colon. Esta limpieza afecta todo el sistema nervioso, los pulmones, la piel y el cuerpo entero. Su práctica ayuda a eliminar el ácido láctico y el ácido úrico, entre otros, los cuales causan letargo y rigidez en las coyunturas y no permiten que profundices en tus asanas.

CÓMO PRACTICAR

La práctica de shankhaprakshalana requiere que comiences con un estómago vacío. Debes también seleccionar un lugar tranquilo libre de distracciones y procurar tener al menos 5 horas a tu disposición. Es de suma importancia que comprendas que debes mantenerte en un estado mental calmado antes, durante y después de la práctica.

En esta práctica vas a tomar 4 litros de agua tibia con sal a un radio de 2 cucharaditas de sal por litro de agua. Debes procurar que la sal esté bien disuelta en el agua, ya que con esta concentración de sal el agua no es absorbida por el cuerpo sino que va a ser expulsada llevándose consigo las toxinas e impurezas del colon. A su vez, vas a practicar las 5 asanas descritas aquí.

Materiales

  • Lugar tranquilo para practicar asanas
  • 4 litros de agua purificada tibia
  • 8 cucharaditas de sal de mar o del himalaya

Método

  • Calienta los cuatro litros de agua purificada lo suficiente para que esté tibia y añade las 8 cucharaditas de sal. Mezcla bien.
  • Toma 2 vasos (como de 8oz) de agua con sal y comienza a practicar las siguientes asanas de 8 a 10 veces cada una.

 

1 Tadasana

shakhaprakshalana-yogui-janzel

Entrelaza tus manos y colócalas sobre tu cabeza. Eleva tus brazos con las palmas hacia arriba a la vez que te alzas en la punta de tus pies. Desciende inmediatamente y coloca las manos entrelazadas sobre la cabeza nuevamente. Repite de 8 a 10 veces.

2 Tiryak tadasana

Comenzando en tadasana, con las manos extendidas sobre la cabeza y las palmas mirando hacia el cielo, inclínate hacia la izquierda e inmediatamente hacia la derecha. Continua de izquierda a derecha. Repite de 8 a 10 veces en cada lado.

3 Kati chakrasana

Con los pies ligeramente separados, toca tu hombro izquierdo con la palma de tu mano derecha. Lleva tu brazo izquierda atrás de tu espalda para tocar tu cadera derecha con la parte de atrás de tu mano izquierda. Repite de 8 a 10 veces para cada lado.

4 Tiryak bhujangasana

Haz bhujangasana, inhala y rota tu cabeza y torso hacia la izquierda como si fueses a mirar a tu pie izquierdo. Exhala mientras enderezas la cabeza y desciendes. Inhala haciendo bhujangasana, rota la cabeza y el torso hacia el lado derecho como si miraras a tu pie derecho. Exhala mientras enderezas la cabeza y desciendes. Repite de 8 a 10 veces en cada lado.

5 Udarakarshanasana

Agáchate en la punta de tus pies y descansa tus gluteos en tus talones. Mantén las rodillas separadas y tus manos descansando en las rodillas. Lleva tu rodilla izquierda hacia el suelo con la ayuda de tu mano izquierda. Regresa al centro y lleva tu rodilla derecha al suelo. Sigue alternando. Repite de 8 a 10 veces.

Una ves hallas hecho todas las asanas. Comienza de nuevo tomando 2 vasos más de agua y repitiendo el ciclo de asanas. Continúa repitiendo el ciclo de agua y asanas hasta que vallas al escusado. La práctica termina cuando el agua que sale en el escusado es clara y ligeramente amarilla.


Al terminar la práctica debes descansar por media hora. Seguido, ingiere arroz con lentejas (mung dal preferiblemente) preparado con ghee y cúrcuma pero sin sal; puedes añadir vegetales cocidos. El platillo debe quedar aguado. Evita todo lácteo durante ese día.  Esta preparación la debes comer durante el resto del día pero nada más. Descansa y evita cambios de temperatura extremos.

PRECAUCIONES

Esta es una práctica avanzada y se debe hacer bajo supervisión o luego de haberla aprendido con un maestro. No se recomienda para personas con úlceras, padecimientos del corazón, baja o alta presión. Esta técnica es parte del curso Hatha Yoga Pradipika.

Namsté

Nandikesha Baba
YogaNandikesha