EL BHAGAVAD GITA Y LA PRÁCTICA DEL YOGA

arbol-de-la-vida

No existe escritura del Yoga mas importante que el Bhagavad Gita. Decir que practicas yoga sin leer el Gita equivale a torcer el cuerpo sin enderezar la mente. La mente es tanto tu amiga como tu enemiga. Tanto te puede llevar a los confines de la miseria como a las alturas del espíritu. Tienes que aprender a domarla para descubrir sus secretos.

Las posturas de yoga están diseñadas para enderezar la mente, no para torcerla con los alardes del ego y la mente circunscrita por el apego a los sentidos. Las asanas te pueden dar un hermoso cuerpo si deseas pero pueden destruir tu plenitud espiritual si no aprendes a actuar bajo los principios del dharma yóguico—principios espirituales universales. 

El Gita provee alimento para la mente y el alma del yogui o yoguini que busca refugio a sus pies y otorga la mas sublime expresión de la mente. Comprender el Gita, sin embargo, requiere el despertar de la facultad intuitiva a través de la meditación. De lo contrario te indigestarás intelectualmente. Tienes que utilizar la mente para salir de la mente.

Los procesos para calmar la mente según el yoga son vastos, pero todos coinciden en que tu sistema nervioso y energía vital son dos elementos claves para lograr la meditación.

Hoy quiero compartirte sobre el capítulo XV del Gita, el cual habla del ashwattha o árbol de la vida. Este árbol es una metáfora de la integración colosal de tu sistema nervioso, tu fuerza vital y tu conciencia. No obstante este árbol hay que verlo invertido—con sus ramas hacia abajo y sus raíces hacia arriba— para entender su significado. Tu columna vertebral es el tronco del árbol; tu sistema nervioso y los conductos de la energía vital (nadis), son sus ramas; tu cerebro y tu conciencia cósmica son sus raíces, la fuente de toda vitalidad. Por tanto que la multitud de ramas de éste árbol (la manifestación de tu existencia) son producto de la fuerza vital (prana) que se manifiesta a través del tronco de tu sistema nervioso impulsadas por la conciencia que yace en las profundidades de tu cerebro. 

Tu sistema nervioso y energía vital son dos elementos claves para lograr la meditación.

 HAZ CLIC PARA DESCARGR EL BHAGAVAD GITA DE PRABHUPAD

HAZ CLIC PARA DESCARGR EL BHAGAVAD GITA DE PRABHUPAD

¿Sabes porqué en el otoño un árbol suelta sus hojas?  En su sabiduría infinita la naturaleza cierra la entrada y salida de la savia hacia las hojas y la concentra en su tronco para poder sobrevivir el frío del invierno que se aproxima. Como resultado las hojas mueren y el árbol permanece vivo. 

A través de la meditación logras hacer lo mismo. Retiras tu savia, tu prana o energía vital, de la multitud de hojas inquietantes, a través de las ramas y del tronco de tu sistema nervioso,  y la colocas de regreso a la raíz de tu cerebro, en el tercer ojo, el centro de tu intuición y la ventana al mundo de tu paz interior. Una de las formas para lograr esto es a través del Kriya Yoga, una práctica sencilla pero profunda y eficaz para transformar tu conciencia la cual utiliza la respiración y la visualización para mover tu energía vital mas allá de los #chakras y despertar tu naturaleza espiritual.

Si no lo has hecho, te recomiendo que comiences a leer el Gita, a simplificar, a meditar y amar. Recuerda que debes meditar mas de lo que lees. No te indigestes. Toma inspiración de las escrituras y ponlo en acción a través del pensamiento recto y la meditación.

Namasté

Nandikesha Baba
YogaNandikesha