Tres gemas para tu meditación

La #meditación es un proceso holístico. Lograr calmar la mente, el estrés y la tensión diaria requiere atención en varias áreas de nuestro diario vivir. Transforma tu rutina diaria e introduce cada una de estas prácticas poco a poco para que notes la transformación en tus niveles de energía, atención y manejo de estrés.

Nutrición

Ingerir gaseosas, demasiadas harinas refinadas, azúcares y carnes rojas, estimulantes como el café, entre otros, introduce una serie de toxinas y químicos en tu cuerpo lo cual no te permite calmar tu mente y entrar en espacios de paz profundos. Comienza eliminando las gaseosas. Las gaseosas tienen un alto contenido de azúcares los cuales promueven la obesidad y por ende los problemas que la acompañan, como alta presión. Introduce jugos naturales a tu dieta y mas agua. Come más frutas y vegetales. Remplaza la carne roja por pollo o pescado hasta que eventualmente minimices su consumo. La mejor dieta para la meditación es una en la cual las carnes se consumen poco o no del todo.

Ejercicio

El ejercicio es muy importante para poder tener una meditación efectiva. Si ya haces ejercicios, vas en el camino perfecto. De lo contrario comienza a ejercitarte. Camina varios kilómetros al día, practica Hatha Yoga en cualquiera de sus variantes (Ashtanga, Power, Vinyasa, etc.) aptas para tu condición física, corre bicicletas, nada, etc. Lo importante es que muevas tu cuerpo y sudes. El ejercicio te ayuda a eliminar toxinas, relajar tu cuerpo y aumentar tus endorfinas las cuales son importantes para mantener un estado mental alegre y positivo.

Desintoxicación

No tan solo es necesario alimentarte bien sino eliminar bien. El aferrarse a la comida y la dependencia extrema a esta son impedimentos en el proceso de la meditación. Aprende el arte de ayunar. Comienza lentamente y no hagas nada extremo. Honra cualquier padecimiento y consulta a tu médico si intentas hacer ayunos largos. Toma un día a la semana y come solo verduras, frutas y agua. Puedes hacer un suero de agua con limón y un poco de sal. Tres o cuatro limones, media cucharadita de sal y dos cucharadas de jarabe de maple genuino en un litro de agua crean un suero excelente.

¿Aceptas el reto? Anímate y experimenta. Cambia tu vida.

Yogui Janzel
Meditación, AyurvedaNandikeshameditación